TIERRA SANTA

La experiencia fundamental del peregrino debe ser la de escuchar, porque “de Jerusalén surgirá la Palabra del Señor” (Is 2,3).

Tierra Santa

Es, sin lugar a dudas, parte integrante de la comprensión de la Palabra histórica de Dios, que ha fijado su tienda en Jacob y ha tomado la herencia de Israel, que se ha establecido en Sión y ha puesto sus raíces en medio un pueblo glorioso, en la porción del Señor, en Jerusalén; que se convierte en carne hebrea en Jesús, el Mesías y se ha hecho Evangelio destinado a extenderse hasta los más lejanos confines de la tierra, “comenzando por Jerusalén” (Hech 1,8).

Todas las regiones de Tierra Santa, en especial Jerusalén, son “la geografía de la salvación”, donde Dios – a través de su Hijo Jesús – realizó “la historia de la salvación”. Fotografía realizadas por .